Las mentiras en los niños

 

Cuántas veces cuando eras pequeño tus padres te dijeron que no mintieras?, que esto te traería problemas y que esta falta de sinceridad nos perjudicaría durante toda nuestras vidas, y que incluso dañarías tu vida, tu felicidad y hasta a los seres que amas???: A mí me lo dijeron y muchas veces, y saben que era lo que yo interpretaba en mi mente?

Si sigues mintiendo te meterás en problemas, ya has mentido y lo sabemos, pero si eres capaz de sostener esa mentira sin que nadie te descubra, no serás castigado!, y este para un niño es el camino más fácil, puesto que ninguno querrá ser castigado. Te aseguramos que también has experimentando que las mentiras de tus hijos se te están convirtiendo en un problema?,  y que en ocasiones mienten por asuntos sin importancia?, y más preocupante aún, siguen mintiendo a pesar de las pruebas irrefutables en su contra?. A través de este artículo te daremos guias para ayudar a tus hijos a mentir lo menos posible, construyendo su personalidad. En nuestra experiencia como padres de diez años, hemos validado estas técnicas y poco a poco las hemos perfeccionado, por eso te las queremos compartir.

Hemos consultado los libros de la Dra. Victoria Talwar, profesora adjunta de la Universidad de McGill de Montreal, una de las mayores expertas en la conducta mentirosa de los niños,  ella afirma que los niños  ”se acostumbran” a mentir. En sus estudios observa a los niños en entorno natural, dice que  uno de 4 años mentirá una vez cada dos horas, mientras que uno de 6 mentirá  1 vez cada hora y media ¿ Cómo se desarrolla esta conducta en los niños, al punto de convertirse en un hábito?.

Si su hijo es mentiroso, tiene a quien salir. El ejemplo de los padres quizás, sea la mayor influencia que una persona recibirá como patrón para que durante su desarrollo mantenga diciendo mentiras o mantenga una conducta racional sobre ese aspecto.

“No les decimos explícitamente que mientan, pero nos ven hacerlo”, afirma Talwar. Generalmente les enseñamos decir mentiras blancas de compromiso como afirmar estar contentos con un regalo recibido, o cuando les decimos que nos nieguen ante alguien que nos busca en casa, allí les estamos enseñando a mentir, también les estamos enseñando a mentir.

La enorme mayoría de las mentiras de los adultos son mentiras blancas de compromiso, para protegerse a si mismos o a otros, como decirle a la tia que trajo galleticas que estan ricas. Al alentarlos a decir tantas mentiras de compromiso  y escuchando tantas otras que los adultos decimos, los niños empiezan a sentirse cómodos  con su propia falta de sinceridad . Aprenden que la franqueza genera conflictos y que mentir es la manera de evitarlos. “Aunque no confunden las mentiras de compromiso con las dichas para encubrir las travesuras.

En los niños pequeños, las mentiras tienen otra significación, nuestros hijos pequeños piensan que los padres sabemos todo, y que hasta les leemos el pensamiento. En los niños menores de cuatro años es frecuente que se mezcle el realismo con la realidad, estas mentiras suelen ser ocasionales y no se les debe dar toda la relevancia, ya que en ocasiones lo hacen para elevar su autoestima. Un ejemplo es cuando nuestros hijos dicen que hacen cosas de superhéroes y se sienten como ellos, esto hace parte del juego de sus días infantiles.

He aquí las 5 técnicas que te ayudarán a fomentar la verdad en tus hijos:

ESTA ES LA REGLA DE ORO:

Si queremos disminuír el hábito de decir mentiras digámosle a nuestros hijos:

“Mientras nos digas la verdad, no te castigaremos!”, con esto queremos decir que mientras se eliminen las consecuencias de mentir, habrán menos probabilidades de obtener la verdad.

Un ejemplo, conocí una niña de 11 años que mentía acerca de sus tareas escolares, su madre la amenazó con quitarle la posibilidad de asistir a las actividades extracurriculares que tanto le gustaban. Sin embargo ella siguió mintiendo: Cuando le sugerimos a su madre que eliminará el castigo y la amenaza, no lo podía creer. No le estábamos diciendo que no charlara con ella acerca de la situación. Todo lo que le estábamos diciendo era que no tendría consecuencias por decirla verdad. Hoy esta situación ha mejorado y la niña miente mucho menos. La ventaja de esto es que los padres no tendremos que estar jugando a los detectives, ni buscando pruebas, la ventaja es que podrán juntos encarar el problema, esto fortalecerá la relación con nuestros hijos que el intento de buscar las castigos ejemplares. Eso sí esto no funcionará para los padres que nunca quieran saber la verdad. Pensamos que este es el consejo más importante de todos.

Crea un ambiente familiar en donde se fomenta la verdad y se ataca la mentira, sin consecuencias ni castigos.

Analiza las causas de las mentiras, en los niños esto es importante hay que evaluar su condición emotiva.

No  te rias de las mentiras de los niños como si fueran travesuras.

Evita el autoritarismo, cuando detectes una mentira en vez de reaccionar desproporcionadamente y represivamente, es mejor combinar firmeza y razón.

Debemos tener presente que las mentiras ponen de manifiesto un fallo en la personalidad, luchar contra ella, es perder nuestro tiempo, estaremos condenados al fracaso, lo que demos hacer y asumir como conducta propia es educar para la franqueza y la confianza mutuas.

Anímate a implementar esta regla de oro!! Te garantizamos que eliminarás casi totalmente la manía de mentir en tus hijos. Garantizado.

 

Tomado de:
http://hijosypadres.wordpress.com

Si quieres ampliar la información de este tema, descarga el documento: HAZ CLICK

Imagen tomada de

http://chupetesybiberones.es