martelena67@hotmail.com



CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS DE 4 A 5 AÑOS

Presenta intereses más amplios, es más reservado e independiente, sus respuestas son claras y ajustadas a lo que se le pregunta.
Su lenguaje es completo sin articulación de los años anteriores.
No tiene conciencia de sí mismo, ni noción de su propio pensamiento.
Es ansioso de conocer realidades, por lo cual demuestra menos inclinación por las fantasías, le gustan los cuentos, memoriza coplas, cuentos y canciones
Goza disfrazándose.
En el juego y en la socialización reconoce lo propio y lo ajeno, posee mucho amor por sí mismo, comprende  que no todas las personas piensan y se comportan como él, cede su turno sin molestarse, le gusta la aventura, escucha con atención y pide información de lo que le interesa,  también prefiere la compañía de otros de su mismo sexo.
Su motricidad fina es buena, maneja el lápiz con seguridad y decisión, sus trazos recios muestran dominio neuro-motor, distingue la mano derecha de la izquierda, puede trazar la cruz y el rombo sin equivocarse, reproduce la figura humana, mantiene hábitos de aseo.
Es hábil y audaz, le gusta trepar, manejar rectas, curvas y diagonales. Usa una escalera larga  alternando los dos pies. Es una edad propia para la enseñanza de la danza y las pruebas físicas.
Realiza su higiene sin problemas.
Planea actividades cuya realización demandará varios días.
Tiene noción elemental de lo bueno y lo malo.
Su atención, haciendo referencia a lo que observa,  es más intensa, ya que puede durar de 30 a 40 minutos, es capaz de mantener en orden sus objetos personales. En una palabra busca adaptación a la vida de hogar, jardín infantil y comunidad en general.
Se interesa mucho por el medio que lo rodea, aunque posee incipiente conciencia del espacio geográfico.
Le interesa la vida de animales, aventura de mares y otros países, reconoce la noción del tiempo y se interesa por conocer el reloj.
Después de los cinco años, se anuncia la edad escolar y el interés se vuelve de si mismo hacia las cosas.

REFUERZOS

Se está comenzando a trabajar en la escritura del nombre. Se le deben comenzar a hacer pequeñas transcripciones a fin de que el niño vaya memorizando como se escribe su nombre, hasta llegar a escribirlo completo (nombres y apellidos).

En este mes comenzaremos a trabajar los números del uno al nueve, por lo que se deben identificar las dificultades del niño, al ir escribiendo estos números, y ayudarle a corregir sus errores.

Comenzaremos a trabajar las vocales, por lo que se les debe hacer pequeños dictados de estas, para que se vayan familiarizando con sus sonidos y escritura.